PRL
WEBMAIL
BLOG

SECCIÓN PRL

prl

SEGURO BAJAS

seguro bajas

AFILIATE SVPE-PLES

afiliate

TEMARIO OPE CONJUNTA 2017

temario ope conjunta 2017


Abrimos en la web un pequeño apartado de prevención de riesgos laborales para dar cuenta a nuestros afiliados y delegados sindicales sobre varias indicaciones sobre este tema y varias cuestiones que no debemos pasar por alto en nuestras condiciones de trabajo. Debemos reivindicar el papel de la prevención en materia de Riesgos Laborales en nuestra labor policial.

 

Al ser un colectivo tan heterogéneo en cuanto a comisarías con más o menos agentes, más o menos medios, más o menos competencias asumidas, lo que haremos en esta exposición será una visión y recomendaciones globales a tener en cuenta por todos y buscar un enfoque global de lo que significa la prevención de riesgos laborales en nuestra actividad diaria.

Debemos reivindicar la prevención de riesgos laborales en cuestiones como protocolos, uniformidad, número de efectivos, vigilancia de la salud y en tantas cuestiones donde podamos ver afectada nuestra seguridad y para ello debemos razonar muy bien el sentido de nuestra reivindicación.

prl

La seguridad laboral en el puesto de trabajo la entendemos desde SVPE-PLES como el conjunto de conocimientos, técnicas y actuaciones encaminadas a eliminar, o al menos a reducir, los riesgos de daños a los policías y las policías y también minimizar los daños materiales. Se tratará también de una prevención de los accidentes laborales con consecuencias que habitualmente pueden ser (no exclusivamente) traumáticas (heridas, contusiones, fracturas, etc.) Cada trabajador debe conocer cuáles son sus riesgos laborales, entendiendo que la actuación de los Servicios de Prevención como eminentemente preventiva, para detectar y analizar, mediante la evaluación de riesgos, las causas que puedan originar el riesgo y procurar su eliminación o reducción a través de medidas, normas, diseño y otros mecanismos de seguridad. Lo vemos también como una inversión.

Marco normativo:

  • Constitución Española
  • Udalhitz
  • Ley 31/1995, Prevención de riesgos laborales (LPRL)
  • Ley 54/2003, reforma del marco normativo de la prevención de riesgos laboral
  • Real decreto 39/1997, Reglamento servicios de prevención
  • Real decreto 337/2010, modificación Reglamento servicios de prevención
  • Directiva europea 89/391/CEE del Consejo, de 12 de Junio de 1989
  • Real decreto 2/2006, marco normativo sobre prevención de riesgos laborales para los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de donde haremos alusión a medidas para protección de la maternidad.

Sobre la Policía Local, la implantación de la prevención en riesgos laborales es totalmente heterogénea dependiendo de ayuntamientos y como norma general, muy deficiente. ¿Se está aplicando de forma efectiva la normativa de prevención en los cuerpos de policía del País Vasco?

La Constitución Española:

En su artículo 40, incluye, entre los principios rectores de la política social y económica, el mandato dirigido a los poderes públicos de velar por la seguridad e higiene en el trabajo.

Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL). Ley 31/1995:

En principio la Ley de Prevención de Riesgos Laborales excluye de las medidas que regula todas aquellas actividades cuyas particularidades lo impidan en el ámbito de las funciones públicas. Entre otras, cita las de policía.

Artículo 3. Ámbito de aplicación:

  1. Esta Ley y sus normas de desarrollo serán de aplicación tanto en el ámbito de las relaciones laborales reguladas en el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, como en el de las relaciones de carácter administrativo o estatutario delpersonal al servicio de las Administraciones Públicas, con las peculiaridades que, en este caso, se contemplan en la presente Ley o en sus normas de desarrollo…………...…
  2. La presente Ley no será de aplicación en aquellas actividades cuyas particularidades lo impidan en el ámbito de las funciones públicas de: Policía, seguridad y resguardo aduanero………………………………………

La Directiva 89/391/CEE del Consejo, de 12 de junio de 1989:

Relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo, en su artículo 2, incluye en su ámbito de aplicación a todos los sectores de actividades públicas o privadas, exceptuando, cuando se opongan a ello de manera concluyente, las particularidades inherentes a determinadas actividades específicas de la función pública, por ejemplo, de las Fuerzas Armadas o la Policía, o a determinadas actividades operativas en los servicios de protección civil. No obstante, también declara que en estos casos será preciso velar para que la seguridad y la salud de los trabajadores queden aseguradas en la medida de lo posible, habida cuenta de los objetivos que esta norma comunitaria persigue.

Esta normativa fue incorporada a nuestro ordenamiento jurídico por la Ley 31/1995 de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) arriba mencionada, promulgada con el fin de promover la seguridad y salud de los trabajadores, tanto en el ámbito de las relaciones laborales reguladas por el Estatuto de los Trabajadores, como en las de carácter administrativo o estatutario del personal civil al servicio de las Administraciones públicas. Establece también que dicha Ley inspirará la normativa específica que se dicte para regular la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores que prestan sus servicios en las indicadas actividades.

En este caso, será preciso velar para que la seguridad y la salud de los trabajadores queden aseguradas en la medida de lo posible, habida cuenta los objetivos de la presente Directiva”

 Existe de una sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (Sección 2ª) de 12 de enero de 2006 que condena al reino de España por incumplir las obligaciones que derivan de la Directiva europea 89/391/CEE, por no haber adaptado su ordenamiento jurídico interno a una excepción, en el sentido de que únicamente puede aplicarse en el supuesto de acontecimientos excepcionales, con el sentido de garantizar la protección de la población en situaciones de grave riesgo colectivo, por encima de los riesgos que afecten a los policías o similares que tengan que hacer frente a un suceso de esta naturaleza. El trabajador debe dar en estos casos prioridad al bien de la población sobre el suyo personal.

De forma que, mientras no se vea comprometido el cumplimiento de medidas indispensables para la protección de la vida, de la salud y de la seguridad colectiva, tiene que prevalecer la observancia de la Directiva para garantizar la seguridad y la salud de las personas integrantes de los cuerpos de policía.

Basándose en esta referencia, generalmente las administraciones locales y los servicios de prevención, hacen una clara dejación de funciones y no aplican la LPRL al sector de la policía local y como mucho hacen una evaluación de riesgos laborales de las dependencias policiales, como lugar de trabajo, pero no hacen una evaluación de riesgos de todas las actividades llevadas a cabo por su policía local.

 De una primera lectura del art. 3.2 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), parece desprenderse que a los cuerpos de policía no se les deba aplicar dicha normativa, sin embargo, ya hemos visto que la Jurisprudencia existente ha fallado respecto a la aplicación de la Directiva 89/391/CEE y los cuerpos policiales que, siempre y cuando no se vea comprometido el cumplimiento de medidas indispensables para la protección de la vida, de la salud y de la seguridad colectiva, debe prevalecer la observancia de la citada Directiva 89/391/CEE para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores de los cuerpos de policía.

 Por ello cabe concluir que hay dos tipos de “situaciones o trabajos”:

  • Los realizados en condiciones habituales, conforme a la misión encomendada al servicio.
  • La Excepción únicamente puede aplicarse en el supuesto de acontecimientos puntuales, pero en este caso se velará para que la seguridad y salud de los trabajadores queden aseguradas en la medida de lo posible.

En ese sentido y respecto a los cuerpos de policía, las administraciones públicas tienen las obligaciones contempladas en dicha norma:

  • Evaluaciones de riesgos.
  • Plan de prevención.
  • Investigación de accidentes.
  • Vigilancia de la salud.
  • Formación e información, etc.,

Como consecuencia de la mencionada sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea de 12 de enero de 2006, se ha ido promulgando la siguiente normativa:

Para la Policía Local, no se ha dictado norma alguna, pero la LRPL es, asimismo, de aplicación a los cuerpos de Policía Local y las administraciones locales tienen las obligaciones contempladas en dicha norma, como las evaluaciones de riesgos, plan de prevención, investigación de accidentes, vigilancia de la salud, etc., ya que dichos cometidos se realizan en condiciones habituales, conforme a la misión encomendada al servicio que se trate, aún cuando las intervenciones derivadas sean, por su propia naturaleza, imprevisibles y puedan exponer a los trabajadores que las realicen a algunos riesgos para su seguridad y/o salud.

Hay que reiterar como excepción a la aplicabilidad de la normativa preventiva a la Policía Local y al igual que con el resto de cuerpos policiales, que la LPRL no puede aplicarse en el supuesto de acontecimientos excepcionales en los cuales, el correcto desarrollo de las medidas destinadas a garantizar la protección de la población, es la prioridad absoluta para los agentes.

Ya no deben sorprender estas premisas, pues, en los últimos tiempos, no son infrecuentes las reseñas de prensa o las sentencias relacionadas con el incumplimiento por parte de funcionarios o autoridades de la normativa de prevención, siendo muchas de las mismas referidas a algo, antaño inusual, como los riesgos psicosociales.  

A modo de ejemplo, podemos mencionar algunas cabeceras de prensa y medios de difusión de los últimos ejercicios:

  • 30 enero 2008 “Trabajo reconoce un segundo caso de 'mobbing' en la Unidad Científica de la Ertzaintza”. Fuente: DiarioVasco.com
  • 1 Febrero 2011 El Ayuntamiento de Pamplona debe pagar a un Policía por mobbing. Fuente: Prevención Riesgos Laborales 2013. Blog de divulgación de Prevención Riesgos Laborales.
  • 27 febrero, 2013 Ocho funcionarios de un municipio de Alicante, denuncian acoso laboral del Jefe de la Policía Local Fuente: ElDia.es

Udalhitz:

Artículo 112.- Plan de Prevención de Riesgos Laborales

  1. La prevención de riesgos laborales deberá integrarse en el sistema general de gestión de la Institución, tanto en el conjunto de sus actividades como en todos los niveles jerárquicos de ésta, a través de la implantación y aplicación de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales.
  2. El Plan de Prevención de Riesgos Laborales deberá incluir la estructura organizativa, las responsabilidades, las funciones, las prácticas, los procedimientos, los procesos y los recursos necesarios para realizar la acción preventiva en la Institución.
  3. El Plan de Prevención tendrá como instrumentos esenciales para la gestión y aplicación del mismo, la Evaluación de Riesgos Laborales y la Planificación de la Actividad Preventiva, en los siguientes términos:

a). La Evaluación de Riesgos Laborales analizará, con carácter general, la naturaleza de la   actividad      y la característica de los puestos de trabajo existentes y de los empleados públicos que deban desempeñarlos, así como cualquier otra actividad que deba desarrollarse de conformidad con la normativa de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad.

b). La Planificación de la Actividad Preventiva tendrá como objeto eliminar, reducir o controlar los riesgos que hubiera puesto de manifiesto la Evaluación de Riesgos Laborales. Las actividades preventivas deberán detallar el plazo de actuación, la designación de responsables y los recursos humanos y materiales necesarios para su ejecución, y la Institución realizará un seguimiento continuo de tales actividades preventivas.

Queda claro que los policías y las policías locales del País Vasco debemos ser protegidos por la LPRL en su totalidad y la normativa que la desarrolla. Se tiene que proteger nuestra actividad laboral tanto en aquellas actividades que se desarrollen en las dependencias policiales como fuera de ellas.

Por tanto, deberá haber una visión preventiva tanto en tareas no operativas (plenamente asimilables en otro trabajo) y actividades operativas (de carácter exclusivamente policial) en las cuales no se vea comprometida la seguridad de la comunidad. Tenemos derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. Tal derecho comprende el derecho a la información, a la formación en materia preventiva, a realizar propuestas y a participar en la prevención de todos los riesgos específicos que afecten a nuestro puesto de trabajo o función y a la adopción de las medidas de protección y prevención aplicables a dichos riesgos. Igualmente será un derecho la vigilancia periódica de la salud.

 Como cualquier empresa, un Ayuntamiento tiene la obligación de establecer un sistema de gestión de riesgos laborales, de acuerdo con las directrices marcadas por la legislación en la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales y la normativa de desarrollo de la misma. Deberá realizarse teniendo en cuenta, con carácter general, la naturaleza de la actividad, las características de los puestos de trabajo existentes y de los funcionarios que deban desempeñarlos. Igual evaluación deberá hacerse con ocasión de la elección de los equipos de trabajo, de las sustancias o preparados químicos (Unidades de Investigación) y del acondicionamiento de los lugares de trabajo, proporción de equipos de protección individual adecuados para el desempeño de sus funciones y velará por su uso efectivo y correcto de los mismos.

 La importancia de los elementos de seguridad en la policía es vital, fundas anti hurto, chalecos antibalas y anti cuchillos, calidad de los materiales y de las prendas son temas que son de especial importancia para minimizar riesgos, pero la prevención va más allá.

El diseño y las características constructivas de las dependencias policiales deberían ofrecer seguridad frente a los riesgos de resbalones o caídas, choques o golpes, sistemas de retención en las puertas que eviten cerrarse de golpe, etc. Igualmente, las dependencias policiales deberían contar con una seguridad interior y exterior adecuada. Existen dependencias policiales sin ningún tipo de medida que evite que cualquier persona ajena tenga acceso a ella o pueda hacerlo sin mucha dificultad. Es por ello que se deben estudiar y exigir planes de seguridad para las dependencias policiales. En cuanto a los planes de emergencia, la institución debe tener analizadas las situaciones de emergencia de comisaría y debe adoptar las medidas necesarias de actuación para estos casos en materia de evacuación, lucha contra incendios y primeros auxilios debiendo hacer simulacro de evacuación.

Entendemos que en el caso de que un o una agente de policía se haga daño, se debería disponer de un lugar adecuado y del material necesario para aplicarle los primeros auxilios. Este material tiene que ser adecuado y en cantidad proporcional al número de Policías. Deberíamos disponer de botiquín en las dependencias policiales para unos mínimos primeros auxilios. Por ello recomendamos elaborar un procedimiento de gestión, registro y mantenimiento con las personas responsables de revisar periódicamente el estado y contenido del botiquín y de pedir la reposición del material caducado, agotado o en mal estado e instaurar un formulario donde conste una relación de todo el material que tiene que contener para facilitar el trabajo a la persona responsable.

Cuanto menos exigimos un material que entendemos básico como desinfectantes y antisépticos autorizados (alcohol, agua oxigenada o iodada etc.), gasas estériles, algodón hidrófilo, vendas, esparadrapo, apósitos adhesivos (tiritas, etc.), tijeras (uso exclusivo para el botiquín, no utilizar las de oficina), pinzas y guantes de un solo uso. Igualmente se aconseja que cada coche patrulla debería de disponer de un botiquín con el mismo contenido que el de la unidad policial para una primera atención al agente dañado.

En las dependencias policiales o unidades de policía, tenemos el depósito de detenidos o calabozo con unas pautas de reglamento de funcionamiento propio adaptado a la normativa vigente. Se deben evaluar y tener en cuenta los riesgos específicos de estas instalaciones. Algunas policías disponen en los calabozos disponemos de un equipo llamado “Rayman” y escudo para enfrentarse a detenidos en casos de resistencia, negativa a traslados, etc. Pero a veces los responsables policiales pasan por alto que los agentes tienen que formarse para la utilización correcta de esos elementos y esa no formación afecta directamente a la prevención de riesgos laborales y es por ello que debemos aludir también a la prevención para pedir esa formación específica por ejemplo en el manejo de los escudos. ¿Qué pasaría si ante la incorrecta utilización del escudo produce un daño innecesario en la utilización de dicho escudo a un detenido o al agente que tiene a su lado? ¿Quién asumiría las consecuencias?

Al hilo de calabozos, no es menos frecuente encontrarnos en nuestras actuaciones con personas infecciosas, con condiciones higiénico sanitarias pésimas, etc. Además, existen ciertas ocasiones en las que, en determinadas actuaciones con personas heridas, accidentes, etc., hacen que nos tengamos que llevar a nuestra casa las prendas de vestir que utilizamos con restos biológicos ajenos. Por razones higiénico sanitarias y de posibilidad de riesgo biológico, hay que pedir que se estudie la posibilidad de que se cree un protocolo para que el policía no tenga que llevarse la ropa a casa contratando un servicio de limpieza y desinfección externa protocolizando eso sí los casos en los que se deba hacer.

En cuanto a riesgos relacionados con el trato con animales, tanto higiénicas como por posibles agresiones de los animales, hay cuerpos de policía del País Vasco donde mandos, “instan” a hacer traslados de animales perdidos en vehículos policiales (perros principalmente) y por tanto habrá que exigir la prohibición de dichos traslados con el enfoque de la prevención de riesgos laborales.

Otros aspectos especialmente importantes son el de la formación, el de la vigilancia de la salud, el de la protección de la maternidad y el de las medidas de emergencia en dependencias policiales.

En materia de formación de riesgos laborales, los agentes tenemos derecho a la formación teórica y práctica en materia preventiva. Generalmente es nula o casi nula y habrá que exigirla.

En materia de vigilancia de la salud, debiera hacerse anualmente un reconocimiento médico con carácter voluntario proporcionado por la institución, salvo que una norma establezca otra previsión para determinados casos, o cuando resulten necesarios para la detección de patologías que puedan causar grave riesgo para los propios policías o en las que en cada momento aconseje el análisis de los riesgos generales de la población y de los específicos de los funcionarios policiales.

Art. 126 de protección a la maternidad. (UDALHITZ)

  1. La Evaluación de Riesgos deberá comprender la determinación de la naturaleza, el grado y duración de la exposición de las empleadas públicas en situación de embarazo o parto reciente a agentes, procedimientos o condiciones de trabajo que puedan influir negativamente en la salud de las trabajadoras o del feto, en cualquier actividad susceptible de presentar un riesgo específico.
  2. Si los resultados de la Evaluación de Riesgos revelasen un riesgo para la seguridad y la salud o una posible repercusión sobre el embarazo o la lactancia de las citadas empleadas, la Institución adoptará las medidas necesarias para evitar la exposición a dicho riesgo, a través de las condiciones o del tiempo de trabajo de la empleada afectada.

Haciendo referencia a dicho artículo de Udalhitz junto al desarrollo que tiene en el Real decreto 2/2006, art.111, hay que exigir que, durante los periodos de gestación, maternidad y lactancia, tengan la adecuada protección en sus condiciones de trabajo, en orden a evitar situaciones de riesgo, tanto para su propia seguridad y salud como para las del feto o lactante, debiendo adoptarse con este fin las medidas necesarias. Así, cuando los informes médicos así lo aconsejen, a las referidas funcionarias se les adecuarán sus condiciones de trabajo, eximiéndoles del trabajo nocturno, conservando el derecho al conjunto de las retribuciones de su puesto, mientras persistan las circunstancias que hubieran motivado tal situación.

En los Ayuntamientos debemos estar representados a través de los delegados de prevención en función de la representación sindical conseguida o en su defecto los delegados sindicales observaremos las cuestiones que afectan a la salud de los empleados públicos (Título Quinto de Udalhitz). Igualmente estaremos presentes en las reuniones del comité de Seguridad y Salud que se establezcan tal y como viene reflejado en el Art 113 del Udalhitz.

Para terminar, comentar que efectivamente tenemos un trabajo “diferente” pero ello no hace que las instituciones no deban poner los medios y actuaciones necesarias para minimizar nuestros riesgos. Tristemente todavía hay municipios en los que no se cuenta con arma, se hacen traslados de detenidos con vehículos no cabinados, patrullas unipersonales… Circunstancias que hacen peligrar nuestra seguridad, pero no por ello debemos dejar de plasmarlas en nuestras reivindicaciones diarias.

Abrimos un correo para que los delegados sindicales nos hagan llegar alguna cuestión en la que podamos ayudar o asesorar en cuestiones relacionadas con los riesgos laborales y a la vez puedan hacernos llegar reivindicaciones que creen que se pueden hacer extensible a todas las policías locales y así entre todos poder sacar ideas que hagan que mejore nuestra actividad diaria haciéndola más segura. Evidentemente existen trabas o pelotas que se pasan de un tejado a otro entre políticos, técnicos de prevención de Ayuntamientos…Y es por ello por lo que debemos enfocar las reivindicaciones en todos los ámbitos y así conseguir unas condiciones de trabajo mejores para todos.

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Igualmente, el correo está abierto a cualquier afiliado que nos quiera hacer cualquier sugerencia sobre todo lo relacionado con la prevención de riesgos laborales.

Un saludo, Modesto Serralvo González – Delegado de prevención del Ayuntamiento de Getxo

LOTERIA 2017

loteria 2017

OFERTAS VIAJES AFILIADOS

nautalia

LEGISLACIÓN VIGENTE

legislacion

 

CALENDARIO FORMACION 2017

curso oaai

CONVENIO DENTIX

Dentix

Login Form